Mbappé, dolido por derrota pero sin rencores hacia Argentina

Kylian Mbappé, del París Saint-Germain, festeja luego de anotar el segundo tanto en el partido ante el Estrasburgo, el miércoles 28 de diciembre de 2022 (AP Foto/Thibault Camus)

PARÍS (AP) -- Kylian Mbappé lamentará quizá por siempre la derrota de Francia en la final de la reciente Copa del Mundo, pero niega tener resentimientos por la forma en que Argentina celebró, y no permitirá que el tropiezo afecte su desempeño con el París Saint-Germain.

El arquero argentino Emiliano Martínez ha recibido una oleada de críticas por parte de quienes consideran desmedidas sus celebraciones. Cargó una muñeca con el rostro de Mbappé al desfilar junto a Lionel Messi y el resto de la selección argentina en el regreso triunfal a su país.

"Dibu" Martínez, quien hizo también una alusión fálica con el trofeo que se le entregó como el mejor arquero tras la final, fue grabado además haciendo una burla a Mbappé en el vestuario, después del partido.

"Esas celebraciones no son mi problema. No se debería gastar energía en esas cosas triviales", dijo Mbappé el miércoles por la noche, después de la victoria del PSG ante el Estrasburgo. "Lo más importante es dar lo mejor que yo pueda por el club".

Mbappé se convirtió apenas en el segundo jugador de la historia en marcar un triplete en una final mundialista. Sin embargo, salió derrotado el 18 de diciembre, cuando la Argentina de Messi ganó una tensa tanda de penales, necesaria tras el empate 3-3.

El astro francés convirtió desde los 11 pasos, pero su pesadumbre fue evidente tras la derrota. Se hundió en el banquillo y luego caminó como un sonámbulo por la cancha.

"No pienso que uno digiera esto nunca en realidad. Pero como me dijeron mi entrenador y mis compañeros (en el PSG), no hay motivo para que mi club pague el precio de un revés con la selección nacional", comentó Mbappé. "Fue un momento complicado... Pero el PSG no es responsable por nuestra derrota. Traté de volver con la mejor energía posible, y mostrándome positivo".

Mbappé mostró de nuevo el miércoles su serenidad en el punto penal. Convirtió en los descuentos para que el líder de la liga francesa se impusiera en casa por 2-1 al Estrasburgo.

"No tuve un partido fantástico, pero seguí creyendo e intentando", dijo Mbappé.

Añadió que hubo una presión diferente al cobrar un penal por el PSG a los 96 minutos.

"Son sensaciones y escenarios diferentes. Esta vez era un penal que significaba la victoria", comentó. "El mensaje es claro: Independientemente de lo que ocurrió con la selección nacional, el PSG es algo más, y estoy decidido a traer todos los trofeos a la capital".

Incluso, Mbappé se dijo ansioso por jugar de nuevo al lado de Messi.

"Esperaremos a que Leo vuelva, para que podamos comenzar a ganar partidos juntos otra vez y anotemos goles", indicó.

Messi recibió descanso adicional por parte del PSG, a fin de que celebrara en Argentina. Se espera que vuelva a las prácticas la próxima semana.