Talibán mata a ocho miembros de EI en redadas en Afganistán

En esta imagen de archivo, una columna de humo sale de un hotel tras explosiones y disparos, en Kabul, Afganistán, el 12 de diciembre de 2022. (AP Foto, archivo)

ISLAMABAD (AP) -- Los talibanes que gobiernan Afganistán mataron a ocho insurgentes del grupo extremista Estado Islámico y detuvieron a otros nueve en una serie de redadas contra personas clave en una serie de ataques registrados en Kabul, dijo un vocero del ejecutivo el jueves.

Zabihullah Mujahid explicó que los cateos realizados en la víspera en la capital y en la provincia occidental de Nimroz iban dirigidos contra extremistas de EI que organizaron los recientes ataques al hotel Longan de Kabul, a la embajada de Pakistán y al aeropuerto militar de la ciudad.

Ocho combatientes, entre los que había ciudadanos extranjeros, fueron abatidos y otros ocho fueron apresados en la capital, mientras que la operación realizada en Nimroz arrojó dos detenciones más, agregó Mujahid.

"Esos miembros tuvieron un papel fundamental en el ataque contra el hotel chino y allanaron el camino para la entrada de miembros extranjeros de EI a Afganistán", indico el portavoz talibán en un tuit.

Estado Islámico se atribuyó la autoría del letal atentado del domingo cerca de un puesto de control del aeropuerto militar de Kabul. Según el grupo radical, el ataque fue perpetrado por un insurgente que había participado en el asalto al hotel Longan a mediados de diciembre.

La filial regional de EI, conocida como Estado Islámico del Gran Jorasán y que es la principal del Talibán, ha incrementado sus atentados en Afganistán desde la llegada al poder del Talibán en 2021. Entre sus objetivos había patrullas talibanes y miembros de la minoría chií del país.

El grupo difundió una fotografía del atacante identificándolo como Abdul Jabbar e indicó que pudo retirarse en el ataque al hotel tras quedarse sin munición y detonó su chaleco cargado de explosivos contra los soldados reunidos en el puesto de control.

Según Mujahid, las fuerzas talibanes incautaron armas ligeras, granadas de mano, minas, chalecos y explosivos en las rededas en un escondite del grupo radical en el vecindario de Shahdai Salehin. Los residentes de la zona dijeron haber oído varias explosiones durante una balacera que duró varias horas.

El Talibán se hizo con el control del país tras una rápida ofensiva en agosto 2021, coincidiendo con la salida definitiva de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN del país tras 20 años de guerra.