España: Sánchez firma pacto que le garantiza los votos para la reelección en el parlamento

En esta imagen de archivo, el presidente en funciones del gobierno de España, Pedro Sánchez, habla con reporteros a su llegada al edificio del Consejo Europeo, en Bruselas, el 26 de octubre de 2023. (AP Foto/Virginia Mayo)

MADRID (AP) -- El presidente del gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, firmó el viernes un acuerdo con un pequeño partido vasco que le garantiza el apoyo parlamentario necesario para ser reelegido, posiblemente la próxima semana.

El pacto entre el Partido Socialista de Sánchez y el Partido Nacionalista Vasco significa que el líder socialista tendría 178 votos, dos más que la mayoría que necesita en el Congreso de los Diputados, de 350 escaños, para salir reelegido. Sánchez ocupa el cargo desde 2018.

En la víspera, los socialistas se aseguraron el respaldo de un partido secesionista catalán marginal liderado por el expresidente prófugo de la región nororiental, Carles Puigdemont, a cambio de una amnistía que podría afectar a miles de personas implicadas en el fiasco independentista de 2017.

Los detalles del proyecto de ley de amnistía no se han hecho públicos, pero podría beneficiar a Puigdemont y a docenas de personas más, desde funcionarios gubernamentales de menor rango a ciudadanos de a pie que tuvieron problemas legales por su participación en el intento ilegal de independencia que dejó a España al borde de la ruptura hace seis años.

Los tribunales españoles siguen tratando extraditar a Puigdemont desde Bélgica. Dado que muchos españoles lo ven como un enemigo del Estado, cualquier acuerdo que lo beneficie es políticamente tóxico.

La amnistía ha despertado la ira de los dos principales partidos de la oposición: el Partido Popular, de centroderecha, y la formación de ultraderecha Vox. Además, ha provocado descontento en sindicatos judiciales y policiales.

En las últimas semanas, decenas de miles de personas se han manifestado en Madrid y Barcelona en contra de la amnistía.

El jueves en la noche se registraron disturbios en el exterior de la sede del PSOE en Madrid tras cuatro noches consecutivas de protestas. Se arrojaron botellas, latas de cerveza y fuegos artificiales contra el fuerte cordón policial y los agentes emplearon porras para disolver la movilización y efectuar detenciones. Se esperan más protestas el viernes y durante el fin de semana.

Sánchez, que antes se oponía a la amnistía, ahora defiende que es necesaria para volver a la normalidad política en Cataluña y que beneficiará a España.

Los acuerdos firmados hasta ahora por el PSOE suponen que la formación, que obtuvo 121 escaños en las elecciones generales de julio, podrá contar con otros 57 votos de seis partidos más pequeños para la investidura. Pero está por ver si el grupo aguantará la legislatura de cuatro años.