La Junta Correccional de Arkansas rechaza el aumento de camas en prisión

Los detenidos se mezclaron el miércoles 6 de septiembre de 2023 en el Centro de Detención del Condado de Washington en Fayetteville. El condado ha anunciado la contratación de un nuevo director de construcción para un proyecto de ampliación de la cárcel. Visite nwaonline.com/photo para ver la galería de fotos de hoy. (NWA Democrat-Gazette/Hank Layton)
Los detenidos se mezclaron el miércoles 6 de septiembre de 2023 en el Centro de Detención del Condado de Washington en Fayetteville. El condado ha anunciado la contratación de un nuevo director de construcción para un proyecto de ampliación de la cárcel. Visite nwaonline.com/photo para ver la galería de fotos de hoy. (NWA Democrat-Gazette/Hank Layton)

En una lucha por mantener a los criminales su tiempo debido en la prisión, la administración de la gobernadora Sarah Sanders, aprobó el Proyecto de Ley conocido como Protect Arkansas Act, el cual tiene como objetivo añadir por lo menos 500 camas en las prisiones del estado.

Sin embargo, la Junta Correccional de Arkansas, rechazó dicha propuesta, y según un vocero de esa dependencia, envió un audio al noticiero KARK canal 4, donde la junta argumento no estar capacitados para recibir más camas debido a la falta de personal que se ocuparía para cuidar a los ingresados adicionales.

"No creo que debamos presentar una moción para hacer espacio para personas", dijo el miembro. "Ni siquiera tenemos personal para supervisar ni instalaciones para alojarlas".

Según en el audio, el gobierno de Sanders necesita una inversión financiera para poder ampliar la capacidad de lo que propone este proyecto de ley. Primero se requiere la contratación de más personal y ampliar la construcción de las cárceles para poder añadir esas camas.

No obstante, la gobernadora Sanders casi respondió de inmediato en una conferencia donde dijo que ella no planeaba quedarse sentada ante el rechazo de la junta de este departamento correccional.

"Como Gobernadora, mi principal prioridad es la seguridad de nuestros ciudadanos, y no me quedaré sentada mientras promulgamos las mismas políticas fallidas que nos trajeron aquí en primer lugar, porque a nadie les llamó la atención", dijo Sanders. "Desafortunadamente, algunos en esas posiciones de líderes siguen jugando juegos que ponen a los habitantes de Arkansas en peligro, y pues la Junta Correccional del Estado de Arkansas se negó a aprobar la solicitud reflexiva, informada y desesperadamente necesaria del Secretario Profiri de abrir cientos de camas de prisión adicionales. Esto es simplemente inaceptable".

Lo mismo hizo el presidente del Senado de Arkansas, Bart Hester, quien dijo que la junta también está rechazando la voluntad de los votantes.

"Es un completo desprecio por la seguridad pública y el trabajo de la Junta Correccional de rechazar el plan del Secretario Profiri, de agregar cientos de camas nuevas en nuestras instalaciones existentes", dijo Hester. "La gobernadora, el fiscal general y la legislatura han dejado en claro que la seguridad pública es una prioridad máxima y la Junta Correccional está obstaculizando nuestra capacidad de cumplir lo que los votantes de Arkansas han apoyado abrumadoramente al elegirnos".

Para Rubén Medina, quien vive en Springdale, y quien en el pasado estuvo en una cárcel, la cual no mencionó, dijo que el estado y los miembros de la junta, van a necesitar más conversaciones para poder llegar a un acuerdo y reconciliarse con este problema sin afectar psicológicamente a los prisioneros, pues para él, el vivir en una prisión donde seis o siete duermen en un solo cuarto, no es humano.

"Estoy de acuerdo que la Junta Correccional de Arkansas haya rechazado esa propuesta inhumana de parte de la gobernadora Sanders", dijo Rubén. "El querer añadir más camas sin la ampliación de los edificios de las cárceles, expones a los prisioneros a vivir amontonados y eso causa un problema de salud mental y de higiene".

Rubén también se mostró sincero y dijo que este tipo de cambios en una penitenciaría, alientan a los prisioneros a escapar de las cárceles, ya que muchos no aguantan ese tipo de ambientes congestionados. "Tal vez no lo vemos muy seguido en este país, pero hemos visto que en otros, se escapan debido a las condiciones insalubres que existen en estos reclusorios".

De acuerdo al Departamento Correccional, el estado cuenta una capacidad de camas de prisión de 15,000, sin embargo, el sistema de readaptación social del Estado Natural, alberga a más de 16,000 reclusos, lo cual ya se vive en un congestionamiento sin necesidad de añadir más camas.

Para tener claridad de quiénes son los reclusos que estos centros de readaptación social albergan, hay que tomar en cuenta los datos que arrojó la Oficina del Censo en el 2020, la cual sostiene que en Arkansas hay un poco más de 3 millones de habitantes viviendo en el Estado Natural. De ellos, el 78,5% son de raza blanca, es decir, por lo menos 2,355,000. Por otra parte, los afroamericanos conforman el 15,6% de la población estatal, lo que se traduce a 468,000 residentes de esta raza. En lo que va de los hispanos viviendo en Arkansas, por lo menos hay 258,000 latinos en el estado, los cuales toman el 8,6% de la población del estado.

Ahora bien, el Instituto de Políticas de Prisiones, dio a conocer datos precisos de los prisioneros del estado según su origen étnico para el 2021, y arrojó que los hispanos son el menor grupo de la población que acostumbra pisar prisiones. Pues el informe dice que por cada 100 mil habitantes de origen hispano, 239 son reclusos en prisiones estatales, es decir que de los 250 mil latinos viviendo en Arkansas, hay casi 600 reclusos en las cárceles. Esto, comparado con un promedio de 10,575 prisioneros blancos y casi 7,400 afroamericanos.