Bengals buscan confirmar su resurrección y aumentar dudas que penden sobre 49ers

Cam Taylor-Britt (29), de los Bengals de Cincinnati, celebra con sus compañeros una intercepción en la segunda mitad del partido ante los Seahawks de Seattle, el domingo 15 de octubre de 2023, en Cincinnati. (AP Foto/Jeff Dean)
Cam Taylor-Britt (29), de los Bengals de Cincinnati, celebra con sus compañeros una intercepción en la segunda mitad del partido ante los Seahawks de Seattle, el domingo 15 de octubre de 2023, en Cincinnati. (AP Foto/Jeff Dean)

Primero fueron las lesiones del receptor Deebo Samuel y el estelar tackle Trent Williams. Luego llegaron las primeras dos derrotas en la temporada regular. Al final siguen las dudas.

Ahora, la lista de problemas de los 49ers de San Francisco se hace un poco más larga con la posible ausencia del quarterback Brock Purdy por una conmoción.

Los Bengals van en la dirección opuesta.

Luego de comenzar en 0-2, sortear las interrogantes sobre la salud del pasador Joe Burrow y sobrevivir a una defensiva porosa, Cincinnati ha ganado tres de sus últimos cuatro compromisos y ha dado muestras que puede ser el mismo equipo que llegó a las últimas dos finales de Conferencia.

El duelo del domingo en San Francisco permitiría que estos equipos averigüen su verdadera identidad.

La temporada anterior los Bengals se convirtieron en el primer equipo desde 2018 en acceder a la postemporada después de iniciar con marca de 0-2. El cambio drástico se dio justo después de su semana de descanso, de donde salieron para ganar los siguientes siete compromisos y llegar hasta la antesala del Super Bowl. Ahora, las huestes del coach Zac Taylor pretenden repetir el truco, ante un equipo frente al que Cincinnati perdió dos veces el gran partido (en 1982 y 1989).

La defensiva de San Francisco ha desatado interrogantes en las últimas dos semanas, primero al permitir dos goles de campo en los últimos tres minutos a unos Browns sin su quarterback titular. Al lunes siguiente, concedió 378 yardas aéreas y terminó sin capturas sobre Kirk Cousins.

Con la disponibilidad de Purdy en duda, San Francisco necesita más que nunca de su defensiva ante unos Bengals que parecen haber encontrado su ritmo.

Luego de que Burrow se ausentó de gran parte de la pretemporada por una lesión en la pantorrilla e inicióel calendario regular con claras molestias, los Bengals anotaron apenas 49 puntos en sus primeros cuatro compromisos, dos menos de los que han sumado en sus últimos dos partidos.

Más importante para Cincinnati es reencontrarse con una defensiva que no ha permitido más de 20 unidades en tres de sus últimos cuatro encuentros, lapso en el que acumulan ocho robos de balón.

JAGUARS (5-2) en PITTSBURGH (4-2)

Los Steelers mostraron señales de vida con su ofensiva la semana pasada, gracias al regreso del receptor Diontae Johnson y sus primeros tres touchdowns terrestres de la temporada en camino a su segunda victoria consecutiva para mantener el paso dentro de la disputada División Norte de la AFC.

Sabrán si su despertar es algo más que un espejismo el domingo, cuando reciban a los Jaguars, un equipo que encabeza a toda la NFL con 16 robos de balón y tiene al menos uno en seis de sus siete compromisos en la temporada.

Jacksonville, por su parte, es un equipo que mantiene un buen momento desde la temporada anterior, con registro de 11-3 desde la semana 12 de 2022, la cuarta mejor de toda la NFL en ese periodo. Parte de su éxito es una defensiva oportuna. La otra es un balance ofensivo en el que el quarterback Trevor Lawrence y el running back Travis Etienne comparten la carga del noveno ataque más productivo de la NFL.

Los Jaguars tienen cuatro triunfos consecutivos y han rebasado la barrera de los 30 puntos en sus últimos dos partidos, pero pocos rivales de los que han enfrentado hasta el momento presumen una defensiva como la que verán el domingo en Pittsburgh.

En sus cuatro triunfos en la actual campaña, los Steelers no han admitido más de 22 puntos, tienen margen de +8 en intercambios de balón y han superado a sus rivales por un total de 46-0 en el último cuarto.

BROWNS (4-2) en SEATTLE (4-2)

Para cualquier otro equipo, la ausencia de su quarterback titular es lo más cercano a una sentencia de muerte. Los Browns, sin embargo, han logrado mantenerse a flote sin Deshaun Watson en los controles. Esta semana volverán a poner a prueba su suerte.

Con Watson aquejado por una lesión de hombro, P.J. Walker tendrá su segundo inicio con Cleveland en la temporada. ¿Mala noticia? No del todo. Walker comandó el sorpresivo triunfo sobre los otrora invictos 49ers hace un par de semanas y el domingo anterior ingresó en la primera mitad y llevó a los Browns a una marcha 80 yardas en los últimos 2:20 para derrotar a los Colts.

Ahora, viajarán a Seattle donde los Seahawks tienen una marca de 5-2 ante equipos de la AFC desde la campaña de 2000. Ese podría ser el único dato alentador para un equipo que sólo tiene un triunfo esta campaña ante rivales con registro positivo y tiene la peor defensiva en zona roja de toda la liga.

Además, el quarterback Geno Smith ha mostrado cierta regresión desde su temporada de Pro Bowl del año pasado.

EL RESTO

La octava semana del calendario regular comenzó el jueves, con la victoria de los Bills de Buffalo por 24-18 ante lo sBuccaneers de Tampa Bay. Buffalo quedó con una foja de 5-3, mientras que los Bucs cayeron a 3-4.

La jornada continúa el domingo con los siguientes encuentros: Rams (3-4) en Dallas (4-2); Vikings (3-4) en Green Bay (2-4); Falcons (4-3) en Tennessee (2-4); Saints (3-4) en Indianápolis (3-4); Patriots (2-5) en Miami (5-2); Jets (3-3) en NY Giants (2-5); Eagles (6-1) en Washington (3-4); Texans (3-3) en Carolina (0-6); Chiefs (6-1) en Denver (2-5); Ravens (5-2) en Arizona (1-6); y Bears (2-5) en L.A. Chargers.

La acción concluye el lunes con la visita de Raiders (3-4) a Detroit (5-2). Los Lions han ganado cuatro de los últimos cinco enfrentamientos de la serie, mientras que Las Vegas llega al encuentro con la tercera peor ofensiva en puntos de la liga.