Vaticano comparte con policía australiana su pesquisa sobre posibles abusos de un exobispo

ARCHIVO - El obispo de Broome Christopher Saunders intenta tocar un instrumento llamado digeridoo durante un acto con los medios por las Jornadas Mundiales de la Juventud de 2008 en Sydney, Australia, el 17 de abril de 2008. El Vaticano estudia los hallazgos de una investigación eclesiástica sobre acusaciones “muy graves y profundamente perturbadoras” de que un exobispo de australiano agredió sexualmente a menores, según dijo el martes 19 de septiembre de 2023 un líder de la Iglesia. (AP Foto/Rob Griffith, Archivo)
ARCHIVO - El obispo de Broome Christopher Saunders intenta tocar un instrumento llamado digeridoo durante un acto con los medios por las Jornadas Mundiales de la Juventud de 2008 en Sydney, Australia, el 17 de abril de 2008. El Vaticano estudia los hallazgos de una investigación eclesiástica sobre acusaciones “muy graves y profundamente perturbadoras” de que un exobispo de australiano agredió sexualmente a menores, según dijo el martes 19 de septiembre de 2023 un líder de la Iglesia. (AP Foto/Rob Griffith, Archivo)

CANBERRA, Australia (AP) -- El Vaticano compartió con la policía los hallazgos de una investigación interna sobre un exobispo australiano acusado de abusos sexuales a menores, y la Iglesia cooperará plenamente con las pesquisas criminales, dijo un clérigo el viernes.

La Iglesia católica anunció la entrega de su reporte sobre el exobispo Christopher Saunders tres días después de que la policía de Australia Occidental hiciese público que había solicitado una copia.

"La iglesia seguirá ofreciendo total transparencia y cooperación con la policía de Australia Occidental", dijo el obispo Michael Morrissey, quien sustituyó a Saunders al frente de la diócesis de Broome en 2021, en un comunicado.

"La iglesia anima a cualquier persona que haya sufrido abusos, o sospeche de abusos dentro de la comunidad, a que de un paso adelante y lo denuncie a la policía", agregó Morrissey.

Saunders, de 73 años, negó haber cometido delito alguno y se negó a participar la pesquisa del Vaticano, que comenzó el año pasado, según la Iglesia.

El religioso renunció en 2021 a su cargo de obispo de Broome, una diócesis en el Outback más grande en superficie que Francia pero con una población de apenas 50.000 personas, después de que la policía anunciara el cierre de una investigación sobre delitos sexuales. Saunders había dimitido un año antes, cuando las acusaciones aparecieron en la prensa.

El Vaticano confirmó esta semana que había completado su pesquisa sobre Saunders que, según dijo, no podría haber comenzado antes de que terminasen los trabajos policiales.

La confirmación se produjo luego de que los medios reportaron el lunes que el informe vaticano, de 200 páginas, concluyó que probablemente Saunders agredió sexualmente a cuatro jóvenes indígenas y que podría haber presionado a otros 67 jóvenes y hombres indígenas.

La Iglesia se niega a hacer públicos los detalles de las acusaciones que revisó.

La policía había realizado dos pesquisas por acusaciones contra Saunders entre 2018 y 2020. La fiscalía dijo entonces que no había pruebas suficientes para presentar cargos.

Al pedir el reporte del Vaticano, la policía explicó en un comunicado el martes que "si sale más información a la luz, se investigará".

Según Morrissey, el informe de la Santa Sede fue entregado al subcomisario de la policía de Australia Occidental, Allan Adams, aunque no precisó cuándo.

La Iglesia y la policía "siguen en contacto permanente y colaborativo sobre este asunto", indicó Morrissey.

La policía declinó realizar comentarios el viernes acerca de lo que pensaban hacer con el informe.

Saunders, quien conserva aún el título de obispo, es ahora el clérigo de mayor rango acusado de abusos sexuales en Australia, dentro de un escándalo más amplio que ha salpicado a la Iglesia en todo el mundo.

El cardenal George Pell era el tercer clérigo de más rango en el Vaticano en 2018, cuando fue condenado por una corte australiana por agredir sexualmente a dos niños de 13 años del coro de la catedral de Melborune en 1996, cuando era arzobispo.

Pell pasó 13 meses en prisión antes de que las condenas fueran revocadas en una apelación. Mantuvo su inocencia hasta su muerte en Roma en enero.

Saunders comenzó a trabajar en Broome como diácono en 1975 y se convirtió en obispo en 1996.